Las organizaciones en la comunidad global

Estamos inmersos en un contexto donde escuchamos términos como cambio, modernidad, universalización; un contexto de globalización en todos los ámbitos de la sociedad, especialmente el cultural. Sobre este aspecto Jesús Martín Barbero nos habla de la aparición del mercado de masas, los cuales introducen nuevos estilos de vida encaminados al consumo, “lo que preocupa ahora al capitalismo en forma predominante, es la producción de signos e imágenes”[1] como mecanismo de competencia.

El ser humano frente a este nuevo fenómeno ha ido cambiando su comportamiento, la visión del entorno sociocultural, de las relaciones interpersonales, de las ideas, valores y su actividad en las organizaciones. “Lo que está sucediendo es que la propia presión tecnológica está suscitando la necesidad de encontrar y desarrollar otras racionalidades, otros ritmos de vida y de relaciones tanto con los objetos como con las personas”[2] De ahí, que encontremos en los estudios culturales, un enfoque que surge del proceso de disciplinarización, que ayuda a visibilizar, discutir, comprender las sociedades y sus vínculos con el mundo, y el nuevo pensamiento.

En cuanto a las relaciones comunicativas aplicables a las organizaciones, los estudios culturales ayudan a analizar e identificar los públicos en cuanto a costumbres, saberes, intereses, creencias, cultura, entre otras[3]; con el fin de comprender y crear mensajes efectivos, y de una u otra forma, ir creando una cultura en las organizaciones, que contribuya al logro de objetivos ante las nuevas representaciones sociales y simbólicas.

Por otra parte, las organizaciones no se han quedado atrás ante estos cambios, y compiten con innovaciones en técnicas y tecnologías; con las cuales envían cantidad de información para impactar en la sociedad. En este instante los sujetos o públicos adquieren voz para expresar su agrado o desagrado por un producto o servicio, por lo cual comienzan a ser escuchados a través de diferentes mecanismos especialmente la comunicación digital.

Es necesario que las organizaciones hagan parte de las nuevas dinámicas digitales, y todo en cuanto a nuevas tecnologías se refiere; siempre y cuando, no pierdan de vista su cultura y filosofía corporativa. Es necesario que generen constante interacción y participación con sus públicos; así mismo, es importante que no olviden, la comunicación cara a cara, de integrar diferentes canales y un valor agregado a sus productos – servicios para que generen recordación en sus públicos.

[1] Martín, barbero, J. (2002). “Una agenda para el cambio de siglo – Imaginarios de la globalización e imágenes del mundo”. En: “Oficio de cartógrafo”. Santiago de Chile. FCE, 2002, p.p 256 – 272.
[2] Martín, barbero, J. (2002). “Una agenda para el cambio de siglo – Imaginarios de la globalización e imágenes del mundo”. En: “Oficio de cartógrafo”. Santiago de Chile. FCE, 2002, p.p 256 – 272.
[3] Reguillo, Rosana. 2004. “Los estudios culturales. El mapa incomodo de un relato inconcluso”. Disponible en: http://www.portalcomunicacion.com/esp/pdf/aab_lec/16.pdf

Videos

Anuncios

La nueva era de la interacción

A partir de los años 70, nos encontramos con cantidad de cambios en todos los ámbitos de la sociedad: económico, político, social, cultural y tecnológico. Jesús Martin Barbero plantea que “se trata del inicio de una nueva configuración cultural, de la articulación de identidades a partir del racionalismo tecnológico como motor de un proyecto de la nueva sociedad”[1] es por tanto, una era donde nos presentan grandes innovaciones tecnológicas, las cuales han traspasado fronteras de una forma impresionante, y han generado nuevas formas de comunicación e interacción entre las personas. Así mismo, se genera la necesidad del sujeto o consumidos a una información como lo plantea José Cerezo “información fragmentada: retazos de realidad, noticias que en segundos se difunden en el mundo interconectado”[2] es decir, corta e inmediata.

Las nuevas tecnologías han generado en los medios comunicación tradicionales cambios en la manera como se deben acercar a sus públicos. Con la llegada del internet y las redes sociales, se presentan cantidad de opciones, obligándolos a transformarse y adaptarse. Es así, como estas nuevas herramientas se han convertido en indispensables para el trabajo no solo de los medios, sino también en las organizaciones. Se crean estrategias no solo para ofrecer productos o servicios, sino también como una forma más directa de vínculo, diálogo y participación con sus clientes, los cuales juegan un papel primordial en esta era digital.

Es importante que se adapten a estas nuevas dinámicas si quieren sobrevivir en el contexto global pero no a la ligera; también es vital el buen uso que se haga de ellas. Para no caer en errores, como en el caso de Claro Colombia, como sabemos el servicio cada vez empeora y a través su cuenta en la red social twitter, miles de personas expresan su inconformidad; y ¿que obtienen a cambio? absolutamente nada, ni una respuesta; un gran riesgo para la imagen y credibilidad de la marca, al crear este canal y no generar diálogos con sus públicos. Por otra parte, existen empresas que han aprovechado estas redes, es el caso de Avianca; a pesar que el servicio no es del todo bueno, en twitter y Facebook siempre responden las inconformidades, dudas e inquietudes de sus usuarios, haciendo que estos se sientan valorados, importantes y ante todo escuchados.

Las organizaciones deben tener presente que los públicos cambiaron, y que es importante generar interacción contante con ellos. Por tanto, el manejo de la información a través de las redes sociales debe ser muy cuidadoso; es clave un buen manejo del lenguaje, tener estrategias diseñadas con el suficiente cuidado y respeto para no desarrollar una mala imagen. “La innovación tecnológica y el cambio organizativo, centrados en la flexibilidad y la adaptabilidad, fueron absolutamente cruciales para determinar la velocidad y la eficacia de la reestructuración”[3]

[1] Martín Barbero, J. (2002) “Tecnología: innovaciones culturales y usos sociales” En: “Oficio de cartógrafo”, Martín Barbero, Jesús. Santiago de Chile. FCE, 2002, p. 176-204
[2] Cerezo, José M. (2008). Hacia un nuevo paradigma. La era de la información fragmentada. En Revista Telos No.76–Julio-Sept. 2008. Madrid: Universidad Complutense
[3] Castells, Manuel. “Prólogo: La Red y el Yo” en: Castells, M. 1999. “ La Era de la Información – Economía, Sociedad y Cultura”. México: Siglo XXI, pp. 27-53

Enlaces

http://www.juancmejia.com/marketing-en-redes-sociales/13-errores-que-lo-llevaran-al-fracaso-en-redes-sociales/